En la UE no existen normas establecidas sobre cómo llevar a cabo una evaluación de riesgos (consulte la legislación específica en materia de evaluación de riesgos de su país). No obstante, existen dos principios que debería tener siempre en cuenta a la hora de abordar una evaluación de riesgos:

1. La evaluación debe estar estructurada para garantizar que se abordan todos los peligros y los riesgos pertinentes.

2. Cuando se identifica un riesgo, se ha de basar la evaluación en los principios básicos y considerar si se puede eliminar el riesgo.

No hay una única forma correcta de llevar a cabo una evaluación de riesgos, ya que cada situación puede requerir un enfoque distinto.

En términos generales, existe un desconocimiento sobre los aspectos preventivos relacionados con los requerimientos y procedimientos de trabajo utilizados en escenarios donde existe un alto riesgo en la ejecución de los mismos.

Los servicios de PRL específicos que presentamos Trabajos verticales, Trabajos en espacios confinados, Trabajos en aerogeneradores y Trabajos en parques de aventura son de gran ayuda para los técnicos de prevención de las empresas y compañías que demandan y contratan estos tipos de servicios.